miércoles, julio 18, 2012

Jueves literario...

 Curiosidad



Le decían curiosa
De pequeña le intrigaba su muñeca. Auscultaba su frío pecho y al no sentir el palpitar de su corazón, lo desgarró con una tijera para ver que tenía adentro. Qué desazón, era vacía, fría, sin entraña ni sentimientos.

Le decían curiosa…
Cuando conoció aquel chico, quiso saber  qué sensación provocaban los besos. Aproximó su boca a la suya y apretando los ojos le entregó sus labios. Le supo a caramelo de menta, a frescor, a palabra ahogada y a emoción dormida.

Le decían curiosa…
Quería sentir el amor más allá del instinto, más allá del secreto y siendo aún adolescente, dejó caer sus prendas ante aquel hombre bastante mayor que ella, que la seducía con versos. Le permitió que la convenciera, que la atrapara con sus brazos y sus besos…  Sintió el calor en la piel, el temblor en el cuerpo…  mas luego de aquella experiencia,  la oscuridad de la ausencia, la crueldad de la fuga, le entumeció el deseo y el amor siguió siendo una duda que no le reveló el tiempo.

Le decían curiosa… 
Su inquietud por saber, indagar, probar, la llevó por caminos inciertos. Experimentó vivencias que la asombraron, otras fueron una frustrada intención por descubrir  mundos nuevos sin más resultado que pisar la tierra yerma.
Cierta vez, aceptó aquel cigarro de aromatizada hierba que la sumió en la humareda de las sensaciones inquietas. Luego le dio un sopor, un sopor de amarga tristeza, que dejó dormir en su mente aquella extraña sensación de plenitud vaga…

Curiosa. Inevitablemente curiosa…
Decidió hacer las maletas e ir a vivir su curiosa necesidad de agua y arena, de soles y lluvias, de gente diversa, de piel y colores, de aromas y platos servidos al paso, de idiomas y huellas de antaño…
Se fue, con su curiosidad a cuestas.
Qué cosa curiosa: no se ha vuelto a saber de ella…

Gaby*

Para seguir curioseando, pasar por lo de Teresa

24 comentarios:

  1. Quiso saberlo todo, incluso antes tal vez del momento justo. Lo bueno y lo malo, todo. Al final nunca se supo ¿la curiosidad mato al gato? Espero que no.
    Besos Gaby.

    ResponderEliminar
  2. una entrada de miércoles casi casi amaneciendo ahi jejejeje, muy a tu altura: preciosa gaby, me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
  3. Qué bonitas letras nos entregas Gaby*!
    Era curiosa y descubrió lo bueno y lo malo como dice San.
    Pero la curiosidad nos hace vivir y ella seguirá curioseando por el mundo.
    Muchas gracias por participar en este curioso jueves.
    Besos curiosos

    ResponderEliminar
  4. La pintura que bien acompañada esta por tu relato de aquella curiosa que se fue entre las huellas de la curiosidad, una de cal y otra de arena...
    La curiosidad te hace experimentar a veces con lagrimas y otras te alivia una sonrisa.

    Un abrazo Gaby.

    ResponderEliminar
  5. Curiosa, ávida de aventuras, como si quisiera tragarse la vida de un sorbo, curiosa de experimentar lo agridulce, curiosa... por esos mundos, quien sabe si alguno la tenemos cerca y no la hemos reconocido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. No sé si alegrarme o entristecerme por ella.Ojalá halla logrado encontrar lo que buscaba, y entre ello, a sí misma, que me da la impresión, en el fondo era su mayor inquietud.


    Un abrazo Gaby, me encantó tu historia.

    ResponderEliminar
  7. La vida nos da eso, el poder descubrirla, con sus cosas buenas y sus sin sabores, luego las elecciones y las maletas.
    Curiosa, siempre lo será, espero que su maleta la lleve hacia algún lugar deseado, quien sabe...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Eso es querer vivir intensamente, buscando siempre nuevas emociones, muchas veces acaban en decepción pero hay que seguir indagando, tenemos una sola vida para averiguarlo todo.
    Me he sentido identificada con esa mujer. Un beso .

    ResponderEliminar
  9. La vida es una continua busqueda de sensaciones y encontrar nuevos retos. Me ha gustado mucho como has contado la historia en base a momentos de curiosidad que la llevan a una continua experimentación y búsqueda de si misma. Espero que se encontrara y sobre todo que se gustara.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  10. Le decían curiosa y como curiosa vivió, apurando, sorbiendo, buscando experiencias que le aportaran nuevos conocimientos, nuevos retazos de vida, hasta el punto de desaparecer e ir en busca de nuevos horizontes donde saciar su sed de vivir.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. La vida es una caja renovable de sorpresas no?...que dicotomia es que la de las personas creativas son curiosas y las conflictivas tambien!ja.
    Sigo insistiendo tus dibujos son geniales!,cuando seas famosa voy estar orgullosa de decir, yo la tengo en facebook eh!;).
    Saludos!viste no me olvide del blog!.

    ResponderEliminar
  12. Qué preciosidad!! En cada una de sus curiosidades encontró una respuesta a sus preguntas y descubrió un nuevo conocimiento para saciar su necesidad de averiguar y crecer. Me gustaron todas sus curiosidades pero sin duda, la última la que la hizo volar y perigrinar por tierras extrañas hallando un lugar especial para vivir (tu blog :)), es realmente hermosa.

    El dibujo también dice mucho de Curiosidad.

    Un abrazo :))

    ResponderEliminar
  13. Espero que haya encontrado algo que le haya dado felicidad dentro de su curiosidad, es cierto que todo lo que probó muchas veces da tristes o decepcionantes resultados.
    Muy bello este texto Gaby, me emocionó.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  14. La curiosidad nos lleva a menudo a nuevas experiencias que a veces salen bien y otras no. Aquí nos dejas con la duda...Besos.

    ResponderEliminar
  15. Arriesgado dejar volar la curiosidad sin filtros.
    Cuantos no vuelven de ese viaje!!!!
    Nos muestras una progresión que va desde la lógica al riesgo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado la forma en que escribiste esta curiosa crónica, que la llevo a través de la experiencia a vivir y atesorar en la memoria cientos de historias. Hace unos Jueves hablábamos de fantasías y en su mayoría eran secretas y sin concretar. Este jueves por la curiosidad se probado todo...
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. curiosidad gen innato y bello del ser humano que nos mueve, nos inquieta y a veces nos da miedo... si, la verdad es que curioso es todo esto...

    ResponderEliminar
  18. Ante una vida de búsqueda, el final de la libertad. Buen trabajo

    ResponderEliminar
  19. Mucho me temo que su curiosidad no la llevó por buen camino, se fué desengañando de todo y de todos y así es como muchas personas se vuelven autodestructivas, por su rebeldia y falta de autoestima y no aceptar las frustaciones ni saber como lidiar con ellas.
    Gracias por entregarnos tan interesantes relatos y te deseo un feliz fin de semana, Gaby.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  20. No está mal querer vivir la vida intensamente, pero eso sí, eso da mucha tela para cortar a los demás, cuando algo sale mal, siempre tendrán un reproche en la boca.
    Bonito relato de una curiosa incansable gaby!

    Te dejo un gran beso

    ResponderEliminar
  21. Mi primer película franja amarilla (en aquellos tiempos se llamaba así) llevaba por título Soy Curiosa. Me lo trajiste a la memoría, podía tratarse de tu protagonista y tendríamos alguna seña de por donde siguió su vida....

    Me gustó el relato y la imagen me pareció apropiadísima: ese fuego interior, ubicado en el centro del estómago que devora... genial!

    besos y abrazos

    ResponderEliminar
  22. Hola amiguca preciosa:.
    He entrado esta noche a haceros una visita,pero sigo sin estar por estos lares .Un dia cualquiera vuelvo con muchas ganas,pero por ahora, descanso.
    Me encanta ver cómo estáis todos,y al leeros...esbozo una sonrisa enorme de cercanía.
    Besucos inmensos

    ResponderEliminar
  23. Indomable, traviesa, valiente , decidida, incansable motor, madre de todos los descubrimientos, impulso de todos los genios...

    ResponderEliminar
  24. Curiosa me decian y me siguen diciendo, que hasta llego a afirmar que soy la madre, jaja,
    Un abrazo fuerte mi Gaby














    ResponderEliminar

Mis letras se entregan a tí...
Gracias por entregarme las tuyas!

pinceladas...

pinceladas...
y te recorro con tinta azul, cielo nocturno de mis profundas necesidades

sobrevuelo...