domingo, diciembre 29, 2013

renovando deseos...


Le miro a la cara... su expresión es serena, no ha tenido grandes contratiempos pero tampoco ha sido del todo feliz. Es difícil que todo salga a gusto -pienso- buscando en dar primacía a las cosas buenas, a los detalles que a veces se nos pasan inadvertidos, pero que ahí están, dejando su tinte luminoso como una chispa de  sol desprendida del cielo.
Ahora me mira a mí... Callado, sin decir lo que piensa. Seguro ha visto mis altibajos, mis instantes de euforia, mis quebradizas instancias de desasosiego.
Ambos nos dimos la mano y caminamos a lo largo y ancho de este terruño de tiempo. Ya casi, 365 días de comunión, de tersuras y asperezas.
Sobre mi mesa de luz, la memoriosa libreta que guarda en sus hojas aquellas cosas que contará, y las otras, la que mantendrá escritas con la tinta de los secretos. Recuerdos del 2013.
Lanzamos un suspiro que llena el aire de melancolía.
La vida pasa, los años se van... más otro ya está llegando con toda la disponibilidad horaria que espero, sepamos aprovechar -tanto sea para hacer una buena inversión de tiempo, como para dejarlo escapar sin darnos cuenta. Todo vale, mientras estemos bien y seamos constantes con nosotros mismos y nuestras luchas diarias por lo que queremos alcanzar.
Y bien... el aire se llena de olor a jazmines y a promesas. Suave resuena el latido de expectaciones y anhelos, y no es nada raro que los buenos deseos se renueven casi mágicamente dando volteretas en el aire.
Solo me queda decir, a todos los que me acompañaron durante este año: gracias por estar! y desearles un...



Hasta más vernos,
escribirnos,
sabernos,
conocernos...
y querernos!

MUCHAS FELICIDADES!
Gaby*

miércoles, diciembre 25, 2013

navidad...

Cascabeles tintinean en mi memoria…

Arbolito luminoso.

Deseos inflados como globos, rellenos de ilusiones, desde una infancia permanente en el recuerdo.
Mis ojos de niña, absortos espiaban los obsequios cuidadosamente ordenados en torno a un tronco abrazado de lucecitas intermitentes.
Cada cual recibiría el suyo, ni bien dadas las doce campanadas y entrelazadas las copas en un brindis  de burbujeantes esperanzas.
He vivido repetidas veces, el tradicional festejo navideño, seguido por el fin y el comienzo de un nuevo año.
He vivido y he soñado… Mas hoy  lo vivo diferente.
Ya no somos los que fuimos rodeando la amplia mesa. Ya no miro al cielo con ingenua osadía, esperando vislumbrar la llegada de un trineo espacial. Ya no…
Se me escapa una lágrima ante la inocencia perdida, se me desprende una leve sonrisa de los labios, ante tanta credulidad.
Otros tiempos… Otra hora…

*
**
***
*****
********
**
**
**
e  e     ee


Ahora pinto árboles de colores, los decoro con flores pinceladas, frutos y pájaros. Son árboles erguidos frente al devenir del tiempo, árboles para que brinden cobijo y sombra y den sus frutos, luego de invertir voluntad y ahínco…porque es así como se saborean los logros, bien jugosos gracias a nuestro propio empeño.
Las flores, con sus corolas abiertas, llevarán la efímera esencia de la felicidad, esos momentos gratos que nos abrazan y aromatizan la vida… más luego de gozarlos intensamente… se deshojarán dejando un dulce aroma en el aire.
Verdes matices, brotes, retoños… verdes hojas que al tiempo se tornarán áureas para caducar en su otoño, desprenderse de las ramas y lanzarse al antojo del viento… más al tiempo… otra vez reverdecerán.

Tal vez no guarden mis árboles el sentido que tiene un árbol de navidad… pero sí encierran mensajes de vida. Entre sus ramas dejo, mis mejores deseos, dotados de alas para que vuelen lejos, y surquen el cielo como pájaros, llegando a mis amigos… a quienes quiero…





Nos reunimos para celebrar la Navidad en lo de 

Matices

Muchas gracias Nieves!

jueves, diciembre 19, 2013

relato con regalo... o regalo con relato?

este jueves, celebrando el cumpleaños de Judith y a pocos días de la Navidad...





Iris lo escuchó al pasar: Papá Noel, solo le trae regalos a los niños, los adultos quedan excluidos del reparto porque ya tuvieron su tiempo de infancia en el que desenvolver asombros, con ojos brillosos como estrellas.

También escuchó sin querer que Bea era una niña grande, tenía más años de los que aparentaba, y su risa inacabable ocultaba penas pasadas. 
A Iris le gustaba Bea, le despertaba ternura y ganas de abrazarla. 
Ella siempre le dejaba en el bolsillo un puñado de caramelos, y eso le emocionaba, más aún, porque había llegado a sus oídos también, que vivía una vida ajustada, impedida de realizarse enteramente por sus capacidades diferentes y una familia prácticamente ausente.

- Sabes Iris? nunca tuve una muñeca como la tuya, se la pedí a Papá Noel, pero nunca me hizo caso- le dijo cierta vez, mientras tenía en sus manos a la rubia Pina. La miraba con cariño... con ansias de tener una muñeca propia, de jugar con ella, cantarle canciones e intentar la imposible labor de que comiera unas migas de galletitas María mojadas en leche. 

Iris ya había notado como los mayores pretendían que sus voces se acurrucasen en los rincones cuando tenían la intención de revelar secretos, y que ella por ser niña, no los escuchara. Pero tenía un oído bien domado en captar hasta lo más mínimo... y sabía muchas cosas, algunas no llegaba a comprenderlas del todo, otras, las entendía perfectamente. Y bien había comprendido que Papá Noel no le traería regalo alguno a Bea, porque ya era grande. 
Sin embargo, su corazón palpitaba con sus propias inquietudes y deseos. Iris quería alterar ciertas cosas. Quería que esa prima lejana, que había venido a pasar unos días con ellos, tuviera un hermoso regalo de Navidad como tanto había soñado.


Esa Noche Buena, mientras contemplaba desde su habitación el juego intermitente de las luces del árbol de Navidad, Iris tomó a Pina, su rubia muñeca, y no sin cierta dificultad, la cubrió con un papel que encontró, algo arrugado, pero de vivos colores . Sentía un entusiasmo que la llevaba a pegar grititos y brincos. Estaba emocionada, y no dejaba de pensar en los grandes ojos de Bea destellando como las luces del arbolito, al descubrir que esa noche, Papá Noel por fin, le había traído  su tan anhelado regalo...


A todos mis amigos y a cada uno de los que por aquí asoman
mis deseos de que tengan una Feliz Navidad y un muy buen 2014!
Besos al vuelo!
Gaby*
...más regalos y relatos en Dark ligth


miércoles, diciembre 11, 2013

y este jueves....

cuando sea grande quiero ser...




La niñez baraja expectativas, pone sobre la mesa los naipes donde reinan la inocencia y la ilusión.

...vamos, que cuando sea grande seré maestra, lo juro ante los rostros impasibles de unas cuantas muñecas alineadas prolijamente frente a un pequeño pizarrón.

Pero no, mejor, cuando sea grande seré arqueóloga, viajaré por el antiguo Egipto y descubriré tumbas llenas de historia y maravillas como la de Tutankamon. Ya me he aprendido de memoria todas las dinastías en esos libros que mi padre me enseñó. Me sedujeron desde la primer página! Sí, eso quiero ser yo!

Aunque, también me gustaría ser escritora. Para ello le pedí a los reyes magos una máquina de escribir, y muy atentos y voluntariosos, me la dejaron al costado de mis zapatos! Es una Olivetti lettera 32.
...Y teclee, teclee, historias fantásticas y terribles, aunque no tan buenas como las de Lovecraft o Lord Dunsany que tanto admiro...

Quizá, más no sea por un rato, llegue a ser Alicia cayendo por la madriguera... 

Mas cuando sea viejita, seré como Mrs. Marple. Viviré en un apacible pueblo donde al parecer no pasará nada... Sin embargo, alguna muerte inesperada y dudosa pondrá todo de cabeza. No faltarán sospechosos ni miradas intrigantes, pistas erróneas, mentiras y secretos, pero con astucia  lograré desentramar el crimen!

Sí, claro que sí! Seré mamá, actriz, cantante... y pintora!
Tantas hojas garabateadas desde edad temprana, no pueden ser en vano! Quiero ser como Dalí o Van Gogh... o quizás Frida. Pincelar mi vida con todos los colores que quepan en mi cara, en mis ojos, en mis manos... en mi corazón!


La vida baraja expectativas, pone sobre la mesa los naipes donde reinan la realidad que amedrenta algunos sueños, mas a otros los alimenta.  
Así voy, luchando por lo que creo, siendo cada día algo más o algo menos, pero ante todo, siendo ésta que soy.



Gaby*

Nada de todo lo aquí expuesto es fantasía, este fue un compendio
de mis verdaderas aspiraciones cuando era niña.


Y este jueves, las historias de aquellos que soñaron ser ...

miércoles, diciembre 04, 2013

este jueves...


conventos



Hacía ya un tiempo que Don Alberto Hilario Peña Luz, frecuentaba la casa de María del Socorro. Ella lo miraba con desgano, cabizbaja, temerosa al presentir lo que se avecinaba. Sus padres se deshacían en cumplidos al recibirle, lo que conociéndolos, era señal de un arreglo matrimonial inminente. 
Era entendible, su buen nombre y buena posición económica, no estaban para ser desechados, pero a la joven le repelía su sola presencia. Aquel corpachón desmesurado, los bigotitos endurecidos, su dentadura amarillenta asomando en medio de una risotada forzada, su andar tambaleante, y esos tantísimos años que le llevaba… todo! todo él, de pies a cabeza, le provocaba un rechazo incontrolable. No se imaginaba una vida a su lado, con toda la entrega que eso conllevaría. 
Entre pensamientos temerosos, la decisión nació presurosa…

María del Socorro, prefirió el encerramiento vitalicio en un viejo convento.

Ni todas las promesas de vida envueltas en riquezas y comodidades, sedas y brillos, podrían con su decisión de austeridad y libertad. Así se lo hizo saber a la abadesa cuando con firmeza prometió entregarse a Jesucristo con voto perpetuo de monja,  mientras se aferraba a un crucifijo.

De allí en más,  su vida fue dedicada a ayunos y penitencias, a memorizar el Salterio del coro y abocarse a todas las tareas que le fueran encomendadas, con sumisión y devoción, convirtiéndose en santísima monja. 
Paradójicamente, allí encontró su libertad,  dentro de ese claustro de paredones impenetrables. Pudo sentir que le nacían sus propias alas a través de sus escritos. 
Estos permanecieron en el secreto más absoluto pues, se ha llegado a decir que “Los textos de las monjas eran un material bruto y peligroso: debían ser regulados para prevenir el desparramo de sentido.” (Lucía Invernizzi)

María del Socorro llevó su hábito como una piel de resistencia hacia lo que su propia familia pretendía de ella, sirviéndole incluso, luego de muchos años, de propia mortaja.

Más historias de conventos en lo de Rhodea Blason


Recuerdo de Rhodea y su primer Jueves como organizadora
GRACIAS!

miércoles, noviembre 27, 2013

Este Jueves...

Cementerio...


Llanto solitario de una noche sin luna...
Busca, abre su memoria como una losa anquilosada y revuelve el terruño de sus sentimientos más viejos. Cuántos olvidos envueltos en papel de seda! Cuántos recuerdos descansan bajo la nube gris de la desesperanza! Llueve sobre su emoción más sincera, que sin quererlo, simplemente se desgrana... Llueve con inconsolables lágrimas.
Hoy, solo carga sus alas. Livianas son  al vuelo, pero pesadas ante sus sueños... Apenas pudo recorrerlos, probarlos, besarlos o intentar darles el mordisco más osado. No se atrevió, sucumbió al miedo y al deseo que le quemaba piel adentro.
Humana reacción de los débiles que creen armarse de toda su fortaleza al dar el paso decisivo al que empuja el desconsuelo... 
Solo a eso se atrevió. Una nota escrita con letra cansada sobre un papel ajado de dudas y desprecios.
Vestida de ángel dicen que vaga, derramando tintes de tristeza sobre una lápida, y es que de amor dicen que no se muere, pero ella quiso demostrar lo contrario.
En el cementerio de los corazones rotos habita, y siente apesadumbrada sus pasos aproximándose cuando la visita. 
Se hielan sus fríos huesos, cada semana,  ante los manojos de flores frescas que le deja, como muestra de lo mucho que le hace falta... Recuerdo de aquella canción que ella, pensando en él, entonaba...




Más historias y cementerios en lo de Charo

















Regalito de Charo, gracias, un gusto participar de este Jueves!

jueves, noviembre 21, 2013

un ídolo... en jueves



Hecho de luces y poses. Flashes que parpadean como ojos obnubilados. Ciegan... y al instante, allí está, tras un potente resplandor: la imagen perfecta. La caricatura más audaz que se haya inventado. Puro carisma, armado a gusto del consumidor, con la sonrisa templada a medida, con una actitud estampada como diseño seductor, coloreada para ocultar sus manchas.
¡Cuánto vende! ¡Cómo factura su conquista!
Y las niñas lloran ante la emoción que provoca el más mínimo roce de su encanto.
Y allí estará, en el pedestal de la idolatría, hasta que el mínimo asomo de su auténtica esencia, finalmente, lo desmorone.

(cien palabras)

* No creo en ´ídolos, sí en  seres admirables, artistas en todos los rubros a los que aplaudo con emoción, pero en este caso, ante la propuesta juevera, resolví escribir sobre algunos "ídolos" prefabricados de hoy, quizá porque últimamente vengo viendo personajes que dejan bastante que desear, montados a la fama desde la mismísima nada.

por más ídolos (seguro que verdaderos) pasar por lo de Judith

lunes, noviembre 18, 2013

un toque de brillo al comenzar la semana

tomada de la mano de Imaginar


Hay cosas que encienden como pequeñas estrellas en el ánimo... detalles, pinceladas, gotitas de color.
La primavera al fin empieza a sentirse. 
Los amigos están cerca y eso se celebra. Pronto comenzará diciembre y el tintinear de campanitas. 

Hay días y días, algunos grises y otros que resplandecen con el sol. Ambos se alternan para matizar mi vida. Sube y baja? Quizá, pero que no se extinga el optimismo. 

La brisa sopla leve y eso me contenta, porque no permite que ninguna nube se quede estática sobre mí. 
Suspiro... un rayo de sol se posó en mi cabeza... a lo lejos, se escucha una canción... la tarareo con una sonrisa, dientes de encaje se asoman entre los labios. 

Otra semana comienza. Qué no deje de brillar el sol!

...y sigo tarareando en son de murga...





♪♫ "Brillan los retazos de mi traje de fantoche" ♪♫


Linda semana para todos!
Gaby*

miércoles, noviembre 13, 2013

un jueves con alias...

Este es un jueves original gracias a la propuesta que Dorotea nos hizo...  a modo de juego,  con algo de intriga y la inspiración en punto a arranque, me ha tocado en suerte un "alias" y cinco palabras, que un juevero anónimo (por ahora) ha enviado...

ALCIBAR

..."el amor no elige a la hora de posarse en un corazón, cierra los ojos y se deja llevar por una atracción incontenible"...

Alcíbar era proclive a esta clase de soliloquios, quizá para escucharse y aclararse, para comprender las tantas cosas que le acontecían y le eran difíciles de explicar. En voz alta, encerrado en su habitación, gesticulaba y analizaba su actual condición. Un evento inusitado había movilizado hasta sus raíces más profundas y de un día para el otro, se sintió atrapado en una gran confusión emotiva.

... "estoy perdido en un rebuscado laberinto" -se dijo con pesar. Le temblaban las manos y caminaba de un ángulo al otro del dormitorio con impaciencia.- 
..." pero no estoy dispuesto a renunciar a mis más sinceros sentimientos."

Un suspiro se le escapó desde muy dentro humedeciendo el aire que respiraba.

..."¡qué inocente soy! debo admitirlo, no darme cuenta a simple vista de ciertas cosas!"... Su corazón latía acelerado. Sedas y perfumes, piel y encaje, tacones y rouge lo habían conquistado.

..."¡qué mujer! -exclamó- bueno... es un decir- frunció el ceño entre risueño y pesaroso, pero decidido.
..." ¡ay, Marta, Marta, Marta!"...
Y allá salió con paso fuerte dejando atrás dudas y prejuicios.

A partir de ese día, Alcíbar le declaró su amor a Marta (nombre que solía usar Romeo, cuando a la noche se trasvestía), dispuesto al fin a entregarse a un juego de pasiones y sensaciones nuevas.



para seguir descubriendo palabras y alias, pasarse
por el blog Lazos y raíces

sábado, noviembre 09, 2013

un post cargado de humedad...


... tan llenas de humedades están mis manos,
mis rodillas, mis huesos.
Soy un ruego,
un grito que se agarra al cuerpo.
Vienen, encima, jineteando los años,
desluciendo la osamenta
con artríticas ansias...
Y voy, y vengo
galopando en trasnochados 
insomnios que marean
de tantas vueltas que rodean
la luna y más allá!
La cintura se menea
en intento casi iluso
de recuperar elasticidad.
Todo en vano. Lodazal de improperios,
un poco en broma, un poco en serio
me está matando la humedad!

.......

Y hablando de humedades...

Cuando por esas cosas de la vida, la humedad se asienta sobre el papel, suelen aparecer manchas extrañas. En esta ocasión, ya que de humedad hablo, comparto el resultado de una gran mancha amarillenta que invadió la hoja y con la que un lapicito metiche se puso a jugar. Claro, las figuras que surgieron no resistieron demasiado...


"La invasión"
Gaby*

miércoles, noviembre 06, 2013

amanecer juevero...

a partir de unos versos de Juan Ramón Jiménez
(la inspiración se atreve...)



Amanecer
Una fantasía blanca
y carmesí. El pinar blando
prende el verdor goteante
de un oro granate y mágico.

La aurora viene de frente,
las alondras sonrojando;
del ancho de todo el monte
entra al mar un viento claro.
(…)



Me mueve un aire que viene de mi memoria.
Momentos de gloria blanca,
cuando el día se quitaba de encima
el cobijo de las sábanas.
Rememoro, 
y el tiempo me regala mil palabras,
ayeres escritos con letras que adormiladas
despiertan de un dulce sueño.
Y es que  tu recuerdo 
me quedó colgado de la ventana,
cuando eras –éramos-
una canción con aroma a bosque,
una ilusión que trinaba un buen augurio
como pájaro desde la rama.
Veíamos el sol como promesa,
pincelando sin timideces
un futuro que nos hablaba…
flores, árboles y el mar,
murmurando con sus aguas
la frescura de un tiempo nuevo…
Alas de alondra brotan de mis hombros
me llevan lejos…
allá… donde  la vida se bebió el alba.





Gaby*

En la taberna de Valaf, siguen amaneciendo versos...

domingo, noviembre 03, 2013

Noviembre empieza vestido de regalo!


PREMIO PRIMAVERA!


Gracias a Jime (Loquita Diplomada) que no pudo tentarse en galardonar a su mami con el Premio Primavera...
Siempre son bien recibidas todas las mensiones, premios y reconocimientos, así que vamos a tratar de cumplir con la consigna de la manera más fiel posible (seguir todas las normas no es algo que suelo hacer, así que espero me sepan disculpar si altero en algo las reglas del juego), que por cierto, vale mencionar, se origina en el Blog Relatos para Todos.

Premio que más te ha gustado recibir: Todos! por supuesto... ser tenida en cuenta siempre es un honor.
Regla en los premios que siempre falta: Dejar al libre albedrío la opción de decidir a cuántos traspasarlo.
Inventa un nuevo nombre de tu flor favorita: Orquídea... la llamaría Pétalos de ensueño.
Mineral que te asombra: la amatista, desde su color violeta traslúcido, hasta sus propiedades, pues se dice, que ayuda a transmutar nuestros pensamientos negativos en positivos, brindando energía tanto a nivel físico, mental emocional y espiritual.
Argumento perfecto en un libro: cualquier libro que me atrape, es porque tiene un argumento perfecto...  y a mí me da a la vez el argumento perfecto para que yo no lo suelte.
Valores que le faltan al mundo:  lamentablemente, demasiados... no al mundo, si no a las personas que lo habitamos y que por un lado, poco hacemos por respetarlo, destruyéndolo y destruyéndonos a nosotros mismos. Falta respeto, solidaridad, conciencia, paz y amor.
Erradicarías: de raíz, todas las trabas que no nos permitan desarrollarnos culturalmente, saludables, en paz y libertad, disfrutando de nuestros derechos como seres humanos en un plano de igualdad.
Razones por las que pasar el premio: porque el mismo gusto que me ha dado recibirlo, seguro le dará aquél que lo reciba, ya que es siempre una oportunidad de sentirse reconocido por lo que entrega a este mundo de blogueros de inspiraciones varias.
Amistad bloguera lleva el nombre de:

Cass, mi vecina asomada desde su balcón
Charo, que siempre tiene algo qué contarnos
San, quien por casualidad o no, nació para regalarnos sus letras
Matices y su gama de colores llenos de sensibilidad
Leonor y su blog de fotos y estampas hechas letras

...para ellas va de obsequio esta creación digital que realicé, de una primavera otoñal - 


... y ya que se trata de un premio de primavera, aprovecho, para hacerle mi recriminación a esta estación, que parece que por el momento, se ha olvidado ser como se supone que sea...


No me siento a juzgarte,
lo hago de pie,
mirándote a los ojos llorosos
por derrames de lluvias,
promesas y engaños.
Con el ansia rota
te esperé en la esquina
de los brotes florecientes
-única guarida de un invierno
que se me hace letargo-.
Más la espera ancló en tu tallo,
cuerpo fingido de verde entusiasmo,
pintando cielos de deslucida manera
y coloreando flores
que se destiñen al rato.
Te veo y no te creo...
¿Por qué me mientes?
Las nubes grises del desencanto
son la espesura que dan a mi canto
esta tonalidad plañidera.
Aayyy! (suspiro largo)
¿dónde realmente estás
querida primavera??
Aún te estoy esperando!

Gaby*


miércoles, octubre 30, 2013

cuento de HaLLoBlogWeen!!


respondiendo al llamado de Teresa Cameselle


Aquel dibujo había quedado prendido con un par de tachuelas detrás de la puerta de mi dormitorio, de manera que al cerrarla quedaba frente a mí, como reseña de lo morboso que podía llegar a ser mi hermano... y talentoso -también había que admitirlo- pues su ilustración pecaba de un realismo macabro.
Marcelino tenía el don de tomar lápiz y papel y lograr gran complicidad con ellos, solo que sus musas inspiradoras debían de ser las mismísimas parcas: Cloto, Láquesis y Átropos. 

La cuestión es que la imagen había quedado allí prendida, como presagio del fin inevitable. Algo que nadie puede negar es que vida y muerte están íntimamente ligadas, se trata de un ciclo vital del que todos -mal o bien- estamos conscientes... Sin embargo, cuando el final llega de manera trágica e inesperada, la conciencia disiente con cualquier explicación lógica. Los ciclos pasan a ser remolinos de desencuentros, rompiendo cadenas de razonamiento, creencias, expectativas o lo que fuese. Todo comienza a perder sentido pasando a primar la desazón y el desconcierto. Y así fue, para mi congoja, Marcelino se suicidó, como si sus propias musas le hubiesen susurrado al oído la maldita sugerencia de que fuera detrás  de ellas.

Desde entonces, la ilustración quedó allí, inmutable, creando noche tras noche, la rara sensación que lindaba entre la paz y la locura.
Quitarla, era incrementar la ausencia de mi hermano, extinguir definitivamente la posibilidad de sentirle cerca; dejarla, era magnificar la presencia cruel de esa parca que con solo mirarla hacía sentir el lacerante filo de la guadaña que portaba, amenazando mi cuello. Esa dicotomia de sentimientos comenzó a perturbarme cada vez más. Las oscuras sombras de aquella ilustración, pasaron a ser las sombras de mi espíritu. La desolación se fue apropiando de mí, comiéndome con sus ojos cavernosos, como si la huesuda figura me observara haciéndome centro de su visión... su único objetivo.

Poco a poco dejé de interesarme por la vida, por mis seres queridos, por aquellas cosas que tanto me atraían... poco a poco el desgano empezó a convertirse en un ácido corrosivo que carcomía mi entusiasmo... poco a poco... los sentimientos y el pensamiento, se fueron resecando... poco a poco... poco... casi nada... nada...





miércoles, octubre 23, 2013

un jueves con dibujito animado!

J
uro que al principio me pareció una locura, pero el tiempo que se me otorgó para tomar una decisión fue tan escaso, que ni bien me puse a pensarlo ya estaba todo decidido: el envío estaba en camino y solo era cuestión de esperar.

Una gran dosis de curiosidad me recorría como una hormiguita laboriosa, horadando la paciencia, generando expectativas que aún no sabía cómo acomodar en mi  interior. Toda yo era una mezcla de algarabía, nerviosismo e intriga. La invitación me había llegado de mano de un amigo, un gran catador de situaciones estrafalarias, aventuras impensadas y cualquier otra oportunidad que se le cruzara al paso prometiendo algo interesante.

Admito que no terminaba de convencerme toda esta locura en la cual estaba a punto de embarcarme, cuando el timbre sonó. Era una encomienda. Un gran paquete portando un sello de Adventure Time, que marcaba en grandes letras  la advertencia: FRAGILE.




Mi corazón parecía haber retenido todas las palpitaciones desde diez años a la fecha, para soltarlas de golpe en ese segundo. 
Controlando como pude mi nerviosismo, abrí con cuidado la caja, esperando que me asaltara la sorpresa, pero ante todo… la emoción. Y allí estaba, el elegido, el personaje que me había sido asignado para que viviera mi gran aventura!


Cierto estupor me abrazó de pronto, luego sentí ternura - aquellos ojos adormilados tenían un expresión tal, que no podía más que darme por conquistada, pero al rato, la desconfianza se me trepó al cuerpo. Empezaba a sospechar que algo no saldría como se suponía…

La idea era vivir una aventura con un personaje animado, de esos que entretienen desde una pantalla o un libro,  traspasar distancias y permitir que la ficción y la realidad se abracen en una posibilidad única.  Al menos eso me había dicho mi amigo.
Pero ahí estábamos, el recién llegado y yo, mirándonos sin saber qué hacer ni por dónde empezar.  Tantas dudas me atacaron de pronto que sin pensarlo más, llamé al promotor de este asunto.

-         -  Hola amigo, el envío ha llegado, tú ya tienes el tuyo?

Lanzó una estruendosa risotada -algo habitual en él- y de inmediato pasó a contarme que estaba en casa de Peter Parker.  Eso, desde ya, prometía acción y mucho dinamismo en su aventura… La mía en cambio… no parecía prometer nada  más allá, que un cariñoso regodeo sobre el tapete, o algún enredo fortuito con un ovillo de lana.

En fin… la experiencia tampoco puede despreciarse, por unos días me pasé durmiendo, mirando TV y mimando a un gato remolón,  sin obviar la buena panzada que nos dimos de ricas lazañas. 
Si algo de inconformismo llegaba a  asomarse  a mis ojos, él farfullaba con aire de sabiduría: 

- No te aflijas,  lo mejor que le puede pasar a una divorciada solitaria como vos, es que me cruce en su camino. Y no olvides:

Buena filosofía la del gato!

Y bue… como solemos decir por estos lares: “es lo que hay"!

Garfield

(algo sobre la historia de este personaje)



Más animaciones y aventuras en lo de Gus



pinceladas...

pinceladas...
y te recorro con tinta azul, cielo nocturno de mis profundas necesidades

sobrevuelo...